Elsurdelola's Blog

Se viene el Día del Periodista en Venezuela. El Universal, ¿acatará reenganche o mantendrá despidos arbitrarios?

Posted in Actualidad en el sur by Lola Mendoza on junio 24, 2010

El 9 de abril fueron despedidos, en forma arbitraria, 11 periodistas del diario venezolano El Universal.

Muchos, entonces, se pronunciaron en contra de la medida. La red social Twitter, por ejemplo, recogía un montón de opinones al respecto. Todas apuntaban a apoyar a los colegas. Sin embargo, con el tiempo los comentarios fueron disolviéndose como una pastillita de Alka Seltzer. Hasta el momento en que esto escribo, la posición más contundente es la que tomó la Inspectoría del Trabajo del Municipio Libertador, que ordenó el “reenganche” (esto es: la reincorporación de los injustamente despedidos). El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa también hizo lo suyo.

Como ladrón que actúa de madrugada, la inesperada -por lo menos para los colegas- despedida (que no de solteros, ni de viaje. O, más bien, para un viaje sin retorno) se efectuó en la tarde de un viernes. No les dieron a los periodistas la oportunidad para entablar un diálogo.

El SNTP advirtió que  su directiva “en articulación con sus representaciones sindicales en las distintas empresas con las cuales mantenemos contratación colectiva, ha acordado  hacer uso de los mecanismos que nos brinda la Ley Orgánica del Trabajo y acudir a las instancias respectivas.”.

De hecho, tal como lo explica el blog ConflictoVe,  el viernes 28 de mayo la Inspectoría del Trabajo del Municipio Libertador admitió 10 de los 11 amparos que fueron solicitados por los agraviados. Este organismo es competente tanto para ejecutar, así, las órdenes de “reenganche”, como de pagos de salarios caídos.

Además, continúa explicando este sitio web: “La decisión del órgano laboral se ciñe a lo estipulado en el artículo 87 de la Constitución Nacional y en los artículos 23 y 24 de la Ley Orgánica del Trabajo, los cuales establecen el derecho al trabajo.

Las decisiones emitidas por la Inspectoría del Trabajo a favor de los afectados indican que los trabajadores se encontraban amparados por la inamovilidad laboral prevista en el artículo 506 de la LOT, pues se les impidió seguir laborando en su sitio de trabajo, y aduce que con la admisión de estos amparos se cumple con lo establecido en las normas laborales venezolanas.”.

Es decir: los despidos arbitrarios contrarían, además, la figura legal de la INAMOVILIDAD LABORAL.

Fuentes ligadas al caso refieren que el lunes 21 de junio, y en virtud de cumplir con lo que el órgano laboral decidió, varios trabajadores intentaron reincorporarse, pero las autoridades del diario lo impidieron.

Estas mismas fuentes aseguran que los directivos del periódico dejan correr en la redacción el rumor de que la reincorporación procederá, mientras, a la vez, tienen asignados por lo menos siete abogados al caso para lograr que esto no ocurra. Inlcuso, uno de ellos habría viajado desde Nueva York hasta Caracas para ayudar a cumplir con tan importante misión. Doble juego, que llaman.

A pesar de todo, el domingo se celebra el Día del Periodista. Nos felicitaremos, nos diremos unas cuantas pavadas y respiraremos tranquilos porque nos sentimos a salvo. No así nuestros colegas, ni sus familias. Porque obviamente detrás de cada trabajador despedido, hay una historia familiar las más de las veces y siempre una personal.

Se fue otro más de los necesarios. Adiós Graterolacho.

Posted in Actualidad en el sur, Asuntos de idiosincrasia, Personajes del sur by Lola Mendoza on junio 12, 2010

“Nadie es imprescindible”, dicen. No estoy de acuerdo. Para mí, hay gente que es más que importante, necesaria.

Es el caso de Manuel Graterol, alias Graterolacho, humorista venezolano que hoy, viernes 11 de junio falleció en la ciudad de Caracas, Venezuela.

Yo digo que era él una de esas personas necesarias porque para comenzar asumía el humor con sentido crítico. El suyo no era, jamás, el chiste fácil, el aburrido, el que no mueve, el que no piensa, el que es tan común en la sociedad venezolana.

Es que además, era periodista y tenía una visión muy interesante sobre Venezuela y su situación socio-política. Lamento, siempre lo lamento, todas las veces que tuve que leer a adeptos del gobierno venezolano insultándolo a través de la red social twitter. Por gente que pareciera defender a toda costa que no el acceso a la igualdad de oportunidades, sino la procacidad sea lo que distinga al venezolano.

Lo recuerdo especialmente cuando, junto a Lumute (Luis Múñoz Tébar, fallecido en 1995) y al Sargento Fullchola (Juan Manuel Laguardia), era férreo crítico, en clave de humor, de la ya bastante maltrecha Cuarta República.

Manuel Graterolacho lo siguió haciendo, con la diferencia de que ahora el humor de opinión, cuando no se adecua al deseo oficial, pasó de delicado a peligroso.

Cada vez que un pensador crítico (quien no se cuestiona ni cuestiona su entorno, me parece que vive sólo porque no le queda de otra) venezolano muere, me entra el temor de que los insultos, la vulgaridad, lo soez y lo banal terminen por convertirse en lo políticamente correcto. Ya, por lo menos, son socialmente aceptados. Yo estoy dentro de quienes se niegan a ello.

Graterolacho era también usuario de Twitter. Sutil coplero popular, hoy alguien registraba que escribió 1951 tweets en verso. Proponen conservarlos. Sería genial que se haga, porque en 140 caracteres conseguía reflejar la idiosincrasia de un país y los rasgos del ejercicio del poder en la actualidad. Mientras, pueden mirarse en su perfil: @GRATEROLACHO

Acá, nota del diario El Universal de Venezuela.

Fallece humorista Graterolacho a los 75 años

Una afección respiratoria fue la causa del deceso del humorista. Aficionado a la red social Twitter, Graterolacho colocó su último twitt el día 7 de junio, el cual rezaba: “Ahora tengo la garganta/ comenzándome a doler/ y me dispongo a comer/ sin papa el sapo no canta”.

04:50 PM Caracas.- El humorista venezolano Manuel Graterol, mejor conocido como Graterolacho, falleció el día de hoy a los 75 años, según informaron fuentes allegadas al periodista.

Graterolacho murió tras ser atendido en terapia intensiva de la Clínica Rescarven de Chuao, en Caracas.

Periodista de profesión, Manuel Graterol era oriundo de Turén, estado Portuguesa. Se destacó como humorista gracias a su trabajo con las coplas, aunque sus inicios profesionales estuvieron al servicio de la publicidad.

Aficionado a la red social Twitter, Graterolacho colocó su último twitt el día 7 de junio, el cual rezaba: “Ahora tengo la garganta/ comenzándome a doler/ y me dispongo a comer/ sin papa el sapo no canta”.

Roberto Rodríguez M.
EL UNIVERSAL