Elsurdelola's Blog

Dante Spinetta, hip hop porteño en El Apagón

Posted in Personajes del sur by Lola Mendoza on febrero 24, 2010

En Parque Lezama, la foto la tomé yo 🙂

(Esta entrevista la hice en el verano de 2008, creo. Se publicó en la revista virtual Ruleta China)

Lola Latina

EL EX ILLYA KURYAKI, Dante Spinetta, ahora es Dante. A secas.

En 2002 lanzó su primer disco como solista, luego de la disolución, dos años antes, de la banda con la que puso a toda Latinoamérica “a mover el coolo”: Elevado, un trabajo cargado de funk latino, hip hop y R&B. Ahora promociona su segunda placa, y se lanza a reencontrar su público latinoamericano.

Producido bajo un sello independiente propio, Moncho Recordz, y grabado “prácticamente en el garage de mi casa”, como él cuenta, el nuevo disco se llama El Apagón, por aquello de que el mundo atraviesa una de sus etapas más dark. Las letras, todas de su autoría, son bombas sociales que dejan claro que los latinos sufrimos las mismas penurias. Y que los argentinos son tan latinoamericanos como cualquiera.

Hip hop con sabor porteño, para el que contó con las colaboraciones de la mexicana Julieta Venegas y de la leyenda del hip hop Tony Touch. Pero no todo es rapeado. Acá, Dante canta y nos deja disfrutar su aterciopelada voz.

El primer single promo fue En la mía, su video ya rotó exitosamente en MTV.

Olvídalo es el segundo corte, y su videoclip ya está en preparación. En esta canción, en la que participa como vocalista invitada la Venegas, Dante tira fuego por la boca, y se atreve a decir muchas de las cosas que se tenía guardaditas sobre la sociedad argentina o latinoamericana. Y sobre su vida personal también: “Algunos guachos siguen cuestionando mi talento, porque mi apellido, porque no lo merezco, una vez más les digo que me la chupen, están los que se la tragan y los que la escupen…”.

Catarsis, liberación. O el reconocimiento de una condición natural: Dante nació en el seno de una familia pródiga en talento musical. Sus abuelos, moros bailaores de flamenco. Su padre, legendaria estrella del rock argentino y latinoamericano: Luis Alberto Spinetta.

Igual, resulta extraño que tenga que defenderse. Además de que su carrera se desligó bien temprano del recorrido del padre, en forma y contenido, cuenta con 17 años en el ruedo artístico. Tenía sólo 14 años de edad cuando grabó su primer álbum, Fabrico Cuero (el primer disco de rap hecho en la Argentina), y 24 cuando los Illya Kuryaki se separaron. Ahora, casado, con dos hijos y con un sello independiente, Dante se reencuentra con Latinoamérica.

¿Cuáles son las distancias más importantes que marca El Apagón en relación con tu anterior producción?

El anterior disco me agarró con una pata todavía en el sonido de antes, de los Illya Kuryaki. Éste, en cambio, me encuentra en un universo distinto: lo grabé prácticamente en el garage de mi casa, bajo un sello independiente que creé, Moncho Recordz, lejos de las grandes compañías que no entendían mi concepto. También me tomó con los pies bien puestos sobre la tierra: casado, con dos hijos, con una familia a la que mantener.

Todas las letras y la música de El Apagón son de Dante. Cuando asegura que el disco lo hizo en el garage de su casa, no exagera.

¿No sentiste temor de encarar una producción totalmente independiente?

Yo creo en trabajar, en el persevera y triunfarás. Fijate que conforme se me hacía difícil colocar el disco, pues también contaba con estas nuevas herramientas de la web como el Myspace o mi página, que convierten en una especie de “boca a boca” el trabajo de promoción de un artista independiente.

Hip hop, funk, soul, ¿por qué ésta atracción por la cultura afroamericana, si naciste en un país con tan pocas raíces negras, al contrario de la mayoría de Latinoamérica?

Yo no nací en el Bronx, sumergido cien por cien en hip hop. Pero es el género que mejor me permite exorcizarme, acomodar el enorme bulto de pensamientos que tengo dentro, en una narrativa más voluminosa. Caso distinto al de una canción de rock, por ejemplo, en la que no entran tantas palabras. Yo crecí con rock, con salsa, con cumbia, con mucha música latinoamericana. Pero elegí la cultura afroamericana, o ella me escogió a mí. Lo primero que me voló la cabeza fue Michael Jackson, por ejemplo. La primera vez que me compré un disco de Stevie Wonder me di cuenta de que me conocía todas las melodías, los arreglos. ¡Claro, lo había escuchado en casa desde los seis años de edad, por lo menos! En la música no podés mentir sobre lo que te gusta. Yo tengo muchas mezclas en mi familia. Mis abuelos, por ejemplo, eran moros, unos gitanos que bailaban flamenco. Pero yo me quedé con lo afro. Las calaveras que ves en mis toques, sobre el escenario, representan el espíritu tribal. El hip hop es un movimiento fuerte que está creciendo en los barrios marginados de Buenos Aires. Illya Kuriaky comenzó más como una banda de rap con rock mezclado, y luego nos metimos más con el funk, con el soul. Yo no tengo limitaciones a la hora de hacer música. Y siempre escuché de todo. Admiro a mucha gente. Oscar D’León es genial. No puedo creer cómo canta, cómo toca el bajo. Y el año pasado, por fin, se ganó un Grammy. Casi pasa a la historia como uno de los músicos latinoamericanos más nominados a los premios sin recibir alguno…Deberían darle el de reconocimiento por toda una vida dedicada a la música. Se lo merece.

Las letras de El Apagón tienen una fuerte carga social. ¿Se parece tanto Argentina a cualquier país de Latinoamérica?

Argentina está destruída. Si vos salís de Capital Federal, te das cuenta de que existe violencia, villas miseria, pobreza. A un ala del Gobierno le conviene mantener a la gente ignorante. ¿Sabés que causa dolor? Cuando ves a un nene de diez años con la mirada de un hombre de treinta. Entonces dices: “Qué carajo está pasando acá”. Y eso pasa en toda Latinoamérica: necesitan a los pobres para obtener votos. Lo que narro en mis letras es real. Por ejemplo, en Presidentes Muertos me refiero a lo que pasó con el corralito, que paradójicamente ya había pasado en los ochenta. En fin, lo que quiero decir ahí es que: todo bien, pero si nos vuelven a joder, salimos a romper todo. El Apagón es una especie de luz para este momento de la humanidad que es tan dark. Yo estoy leyendo mucho sobre física cuántica, y me doy cuenta de que todo es mucho más sencillo de lo que creemos.

¿Y qué tal te va el reggaeton?

A mí me gusta mucho el reggaeton, pero yo no soy un artista reggaeton. No me queda. Yo creo que más que un fenómeno pasajero, va a quedar como parte del hip hop latinoamericano. A mí me gusta Tego Calderón, Calle 13, Voltio.

¿Quisieras recuperar tu público de Latinoamérica?

Fue muy duro interrumpir, no mantener el contacto que teníamos Illya Kuryaki con el público de Latinoamérica. Venezuela, Colombia, México eran países que nos trataban muy bien, y que me recuerdan, hay fans de allá que me dejan mensajes en el myspace… Quiero recuperar el contacto con la gente en Latinoamérica. Vamos a comenzar con una pequeña gira por México: Un DJ, una bailarina, otro MC y yo.

¿Por qué, luego de 17 años en el ruedo artístico, quisiste aclarar en una de tus letras que lo tuyo va más allá de tu apellido?

Es parte de quién soy. Y dije algo sobre lo que quizás otros no se animan a hablar. Quizá para que en las entrevistas no pregunten más: ¿Es difícil llevar tu apellido?, o cosas por el estilo. En algunos lugares, incluso soy más famoso que mi papá. Pero lo que quería dejar claro es que hace rato que no me molesta ser hijo de quién soy, ni llevar el apellido que llevo.

www.myspace.com/eldantehiphop

www.eldante.net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: