Elsurdelola's Blog

Jonathan Montenegro: Vida de pantalla chica

Posted in Personajes del sur by Lola Mendoza on febrero 23, 2010

Acaba de finalizar las grabaciones de

la producción dramática Dueña y señora,

en Puerto Rico, y se prepara para protagonizar,

junto a Daniela Alvarado,

la próxima telenovela de Mónica Montañés

en Venevision

(Esta entrevista la hice para la Revista Antesala, de Venezuela,  donde fue publicada en algún  mes del año 2006)

El poeta granadino Federico García Lorca disfrutaba la diferencia entre musa y duende. Por ello, podía reconocer cuando un artista lo era desde el fuero interno. Lo que aún nadie ha podido descifrar es el nacimiento de la necesidad por la expresión artística.

Así, cada caso es particular. Con poco más de cinco años, el furor que despertaba en aquel entonces el grupo Menudo en su madre y su tía, quienes interpretaban sus coreografías frente al televisor, atrajo poderosamente a Jonathan. Y tal como reza en su página web, el actor relata, con cariz dramático: “Yo tenía una tía que era bailarina en Radio Caracas, y siempre acompañaba a mi abuela a buscarla. Un día le dije a mi abuela: ‘quiero ser actor’. Ella no se lo tomó en serio, pero yo me bajé del carro, entré corriendo al canal y le dije a alguien en Libretos: ‘quiero ser actor, ¿cómo hago?’. Meses más tarde, estaba haciendo mi primer trabajo para televisión”.

Poco después, tuvo que despedir a sus padres de este plano terrenal. Pero amor no fue precisamente lo que faltó en casa. Fue criado por su tía y su abuela, quienes apoyaron e impulsaron la carrera artística del pequeño Jonathan,  aunque las calificaciones no fueran su punto fuerte. De hecho, este actor siempre recuerda el asombro de sus maestros: el rigor que no imprimía en sus estudios, lo canalizaba  en la lectura y aprendizaje de los libretos.

Con una prolífica carrera en televisión, cine y teatro, a los doce años cumplió otro de sus sueños, perteneció al grupo Menudo en el año 1990.  Pero sólo por cinco meses. Sentir la presencia de su madre en una forma muy vívida durante un concierto, y problemas internos que alcanzaron matices de escándalo público -que venían arrastrándose desde la alineación anterior a la de Jonathan- terminaron por hacerle decidir, junto a tres de los integrantes, su salida del grupo.

Ahora, Jonathan tiene 28 años, la mayoría de ellos dentro del medio artístico: 22 años frente a las cámaras. Es un hombre sereno y muy precavido respecto de su vida privada. Está casado desde hace dos años y cinco meses con la joven actriz de televisión Juliet Lima con quien tiene una pequeña hija, Antonella, de un año y nueve meses.

Jonathan propone que la entrevista se realice durante su almuerzo en una colorida franquicia de Altamira. Frente a la mirada siempre atenta de su esposa, y el jugueteo incesante y vivaz de su hija,  él habla sobre su vida y su carrera, entre bocado y bocado a un plato de comida tex mex.

– ¿Cómo lidiaste,  cuando eras pequeño, con la ausencia de tus padres y tu trabajo en el medio artístico?

Desde pequeño medito…Luego, yo creé mi propio mundo. Un mundo donde yo pudiese sentirme verdaderamente niño, libre, sin exteriorizar sino interiorizar. De alguna manera la actuación me permitía exteriorizar las impulsividades.

– Además de la televisión, ¿dónde te formaste?

– Con actores como Doris Wells, Amalia Pérez Díaz…a punta de guataca. Ellos fueron mis maestros, me enseñaron a tener responsabilidad y disciplina, entrega, pasión.

Y ahora, ¿qué le dirías a los actores que comienzan en televisión?

– Que estén por vocación, por pasión. La televisión se ha encargado de embellecerse, últimamente. Incluso, debo confesar que muchas veces me he sentido presionado por cumplir el estándar de ahora.

– ¿Te gusta la fama?

– Me ha hecho daño la fama. Me ha causado conflictos. Las personas que han estado a mi lado no han sabido entender ese entorno.

-¿Te refieres a la parte sentimental?

– Sí. Ahora, estar con una actriz (por su esposa Juliet) tiene sus grandes ventajas. Cuando te involucras con una persona que no conoce nada de este medio…Llegaba un momento en que yo decía: por favor que no pase nada…Las admiradoras venezolanas son muy fuertes. Al fanatismo le tengo miedo.

– Y en esta relación, ¿quién manda?

Al unísono, Jonathan y su esposa contestan, entre risas: “Antonella”. Y el actor agrega los principales deseos que tiene para sus mujeres: “Para Antonella, felicidad; para Juliet, éxito”.

Recuadro:

Muerte: “Resurrección”

Belleza: “Relativo”

Una mujer: “Emily Montenegro. Mi mamá.”

El amor: “El sentimiento más puro de todos, grande y poderoso”

Un defecto: “La terquedad”

No soporta: “La mentira”

Le conmueve: “Mi hija”

Un libro: “Mi libro de historias bíblicas”

Un cantante: “Jim Morrison”

En una isla con…: “Con mi esposa, definitivamente”

Un lugar: “San Francisco, California”

Un regalo: “De vuelta mis padres

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: