Elsurdelola's Blog

El grande Arturo Uslar Pietri

Posted in Asuntos de idiosincrasia, Personajes del sur by Lola Mendoza on febrero 24, 2010

Cuando yo era pequeña, ya he dicho que nací en Venezuela, pasaban cosas muy interesantes. Muchas de ellas no pasaron más.

Destaco entre mis agradecidos recuerdos a un programa de televisión que se llamaba Valores Humanos. Lo presentaba un hombre genial que, por esas cosas del azar que es el que escoge nuestro lugar de nacimiento, era venezolano.

Desde flosofía, hasta economía, no había, creo, ningún tema que este sabio maestro no explicara como si se tratara de una receta de cocina para cualquier aprendiz de los fogones y, a la vez, para un chef consumado en experiencia. Adecuaba el lenguaje para los televidentes. Llevaba el conocimiento a ese demonio alienante que era la tv en tiempos anteriores al ahora uso masivo de internet.

Algunos amigos argentinos, sobre todo los de Letras, lo medio conocen por lo menos por su novela Lanzas Coloradas. Pero es apenas una parte de lo que fue su obra (más abajo, luego de los videos, ver lista de obras y de algunos de sus premios), porque su vida toda fue una maravillosa obra de arte, de conocimiento, de sabiduría y de preocupación por aquel pueblo bananero. Es de esas personas cuyos logros superan a sus errores, que debe haberlos tenido.

Nació en caracas, en 1906, murió en la misma ciudad en 2001. Fue periodista, abogado, escritor, político y uno de los más grandes intelectuales venezolanos. Acuñó la famosa expresión “Sembrar el petróleo”, sabía que hacerlo podía significar el camino hacia el desarrollo, ese que tanto ha costado en Venezuela. Obviamente, no se lo tomó en cuenta: no se sembró.

Como casi todo lo que ocurre con lo verdaderamente valioso en aquella tierra maldita por el petróleo, el consumismo y el profundo retraso cultural, a Uslar Pietri no se lo escuchó, me refiero a los dueños del poder, como se debía y hoy su discurso está tan vigente como lo estuvo cuando él vivía.

Poco a poco, he ido consiguiendo algunos de sus maravillosos programas en youtube gracias a la labor de la gente de la Fundación Casa Arturo Uslar Pietri.

Fue en una de esas búsquedas como conseguí refrendar lo que yo medio decía a algunos de mis coterráneos y que tanto escozor les causaba. Claro, quién esta tipa que se la pasa diciendo que los venezolanos somos producto de un retraso cultural, ¿quién se cree que es?

Evidentemente yo no poseo, ni de vaina, ni el intelecto ni la sabiduría de este grande, pero que haya sido él quien me explicase bien cómo fue que nunca dejamos de ser un país hundido en el atraso, me calmó. Me calmó porque segura estoy de algo: conociendo la enfermedad se pueden comprender los síntomas y se puede comenzar la sanación.

(CURIOSIDADES: La banda dance venezolana, Los Amigos Invisibles, deben su nombre a este grande, quien solía presentar este programa así: “Hola, amigos invisibles”)

No digo más, dejo que sea Uslar Pietri quien, con una profunda humildad y sin herir susceptibilidades, explique el asunto de la inteligencia venezolana.

Disfrutadlo.

Info sobre su obra escrita (wikipedia)

Novelas

* 1931 – Las lanzas coloradas.
* 1947 – El camino de El Dorado.
* 1962 – Un retrato en la geografía.
* 1964 – Estación de máscaras.
* 1976 – Oficio de difuntos.
* 1981 – La isla de Robinsón.
* 1990 – La visita en el tiempo.

Ensayos
* 1945 – Las visiones del camino.
* 1945 – Sumario de economía venezolana para alivio de estudiantes.
* 1948 – Letras y hombres de Venezuela.
* 1949 – De una a otra Venezuela.
* 1951 – Las nubes.
* 1952 – Apuntes para retratos.
* 1953 – Tierra venezolana.
* 1954 – Tiempo de contar.
* 1955 – Pizarrón.
* 1955 – Breve historia de la novela hispanoamericana.
* 1955 – Valores humanos. Charlas por televisión. Tomo I.
* 1956 – Valores humanos. Charlas por televisión. Tomo II.
* 1958 – Valores humanos. Charlas por televisión. Tomo III.
* 1959 – Materiales para la construcción de Venezuela.
* 1962 – Del hacer y deshacer de Venezuela.
* 1964 – Valores humanos. Biografías y evocaciones.
* 1964 – La palabra compartida. Discursos en el Parlamento (1959-1963).
* 1965 – Hacia el humanismo democrático.
* 1966 – Petróleo de vida o muerte.
* 1967 – Oraciones para despertar.
# 1968 – Las vacas gordas y las vacas flacas.
# 1969 – En busca del nuevo mundo.
# 1971 – Vista desde un punto.
# 1972 – Bolivariana.
# 1974 – La otra América.
# 1975 – Camino de cuento.
# 1975 – Viva voz.
# 1979 – Fantasmas de dos mundos.
# 1981 – Cuéntame a Venezuela.
# 1981 – Educar para Venezuela.
# 1982 – Fachas, fechas y fichas.
# 1983 – Bolívar hoy.
# 1984 – Venezuela en el petróleo.
# 1986 – Medio milenio de Venezuela.
# 1986 – Raíces venezolanas.
# 1986 – Bello el venezolano.
# 1986 – Godos, insurgentes y visionarios.
# 1990 – La creación del Nuevo Mundo.
# 1992 – Golpe y Estado en Venezuela.
# 1994 – Del Cerro de Plata al camino extraviado.

Cuentos
* 1928 – Barrabás y otros relatos.
* 1936 – Red.
* 1946 – Pasos y pasajeros.
* 1949 – Treinta hombres y sus sombras
* 1967 – La lluvia y otros cuentos.
* 1969 – Treinta cuentos (Antología).
* 1978 – El prójimo y otros cuentos.
* 1980 – Los ganadores.

Teatro
* 1958 – El día de Antero Alban. La Tebaida. El Dios invisible. La fuga de Miranda.
* 1960 – Chuo Gil y las tejedoras. Drama en un preludio y siete tiempos.

Poesía
* 1973 – Manoa: 1932-1972.
* 1986 – El hombre que voy siendo.

Libros de viajes
* 1954 – El otoño en Europa.
* 1960 – La ciudad de nadie. El otoño en Europa. Un turista en el cercano oriente.
* 1971 – La vuelta al mundo en diez trancos.
* 1975 – El globo de colores.

Premios destacados

* 1935 – Primer premio concurso de la revista Elite por el cuento La lluvia.
* 1949 – Primer premio concurso anual de cuentos del diario El Nacional por El baile del tambor.
* 1950 – Premio Arístides Rojas por novela El camino de El Dorado.
* 1954 – Premio Nacional de Literatura (1952–1953) por Las nubes.
* 1971 – Premio Nacional de Periodismo.
* 1972 – Premio Mergenthaler de la Sociedad Interamericana de Prensa.
* 1972 – Premio Maria Moors Cabot (Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia).
* 1973 – Premio hispanoamericano de prensa Miguel de Cervantes.
* 1979 – Premio Enrique Otero Vizcarrondo por el artículo Mi primer libro.
* 1981 – Premio Asociación de Escritores de Venezuela por La isla de Robinsón.
* 1982 – Premio Nacional de Literatura por La isla de Robinsón.
* 1988 – Premio Rafael Heliodoro Valle en México.
* 1988 – Premio «José Vasconcelos», en México.
* 1990 – Premio Príncipe de Asturias de las Letras en España.
* 1991 – Premio Rómulo Gallegos por la novela La visita en el tiempo.
* 1998 – Premio Internacional Alfonso Reyes en México.

Anuncios

martes 23 de febrero de 2010 en la isla de Cuba

Posted in La maldita política by Lola Mendoza on febrero 24, 2010

<a href="“>

COMPLEJO TEATRAL DE BUENOS AIRES. CURSOS Y SEMINARIOS 2010

Posted in Cultura en el sur by Lola Mendoza on febrero 24, 2010

C0mo cada año, el Complejo Teatral de Buenos Aires anuncia la apertura de los cursos y seminarios 2010.

Cursos y seminarios en el Complejo

2010 – Inscripción 1º trimestre del 1 al 17 de marzo
Cursos y seminarios en el Complejo
En abril comenzarán los seminarios y los cursos
trimestrales de Prácticas teatrales, Producción, Títeres
y Artes del movimiento

La Fundación Amigos del Teatro San Martín y el Complejo Teatral de Buenos Aires continuarán a partir de abril de 2010 el programa de formación iniciado en septiembre de 2002, con seminarios y cursos organizados en áreas temáticas: Prácticas teatrales, Producción, Títeres y Artes del movimiento.

Con una duración de tres meses (12 reuniones) a partir de la primera semana de abril y una frecuencia de una clase de tres horas por semana, los cursos se dictarán en diferentes espacios del Complejo Teatral de Buenos Aires.

Los cursos y seminarios son prácticos y teóricos: cada encuentro es un espacio de reflexión, búsqueda y producción para los participantes. La mayor parte de los cursos están abiertos a todas las personas interesadas que tengan alguna experiencia en el campo artístico (si bien en ciertos casos puntuales, están destinados a estudiantes avanzados).

El arancel de cada curso/seminario será de $100 mensuales. No se cobra matrícula.

Las inscripciones se realizarán del 1 al 17 de marzo, de lunes a viernes de 12 a 19 horas en el Hall Central del Teatro San Martín (Avenida Corrientes 1530). Vacantes limitadas. Para la inscripción será necesario abonar la primera cuota y presentar un curriculum vitae. Se entregarán certificados de asistencia. Todos los cursos/seminarios están dirigidos a mayores de 18 años.

Informes: cursos@complejoteatral.gov.ar

Detalle de cursos y cuerpo docente:

Prácticas teatrales
Dirección escénica (C1001)
por Luciano Suardi / miércoles de 18 a 21

El curso propone una introducción al trabajo del director para la creación de la ficción escénica. Un recorrido teórico-práctico a través de los elementos de la puesta en escena y sus sistemas significantes.

Iniciación al entrenamiento actoral (C1002)
por Lorena Vega / martes de 18 a 21

La propuesta del curso consiste en generar una plataforma de introducción a la materia de forma lúdica, que permita entender a la actuación como un campo de desarrollo expresivo pero con leyes que la articulan rigurosamente.

Actuación I (C1003)
por Carolina Adamovsky / sábados de 14 a 17

Actuar es accionar sobre una situación determinada. Entender como se estructura dramáticamente una situación es fundamental para esta etapa del aprendizaje.
Dado un orden de situación, deben existir fuerzas en tensión que pongan en riesgo ese orden, cada fuerza desarrolla sus estrategias para crear un nuevo orden. Sin tensión no hay situación posible. Las situaciones a su vez están determinadas por sus circunstancias previas, por el lugar en donde suceden y por un status de relaciones entre los personajes.

Actuación II (C1004)
por Ana Garibaldi / martes de 18 a 21

Que los alumnos adquirieran ciertos conocimientos de los elementos que conforman la estructura dramática, que desarrollen su imaginación logrando reconocer sus recursos expresivos, para llegar al armado de escenas creadas por ellos mismos con distintos disparadores.

Actuación III (C1005)
por Gaby Ferrero / viernes de 14 a 17

Se propone un texto de autor, como disparador de la actuación. El pre-texto, lo anterior al texto en sí, lo que no se dice acerca de lo dicho, lo que se convierte y subvierte en acción dramática, será entonces, el eje de la tarea. El texto literario, poético y/o dramatúrgico tiene validez teatral en la medida que el mismo se encarne en el cuerpo del actor.

Actuación IV (C1006)
por Patricia Gilmour / martes de 14 a 17

El actor necesita tener una práctica escénica en el taller. Esta práctica le permitirá descubrir aquello que le falta aún transitar para encarnar adecuadamente su personaje en los textos,
acercarse a una técnica de investigación que le brinde los medios para expresarse dentro de las propuestas del autor y del director, y que esta técnica de investigación le permita reconocer e interpretar con autonomía, intención creativa y eficacia escenas de diferentes poéticas dentro de la dramaturgia universal. Comprender qué función cumple ese personaje en la obra, comprender la acción que entraña la escena y la acción del texto, su abordaje en las diferentes textualidades y la acción que entraña la imagen en la metáfora.
Una puesta a punto, un trabajar sobre la dificultad, un salto en la preparación del actor en relación al texto.

Actuación V. Tragedia griega y dramaturgias contemporáneas (C1007)
por Irina Alonso / jueves de 18 a 21

Este curso se fundamenta en la necesidad de conectar al alumno de actuación con los procedimientos textuales de las nuevas tendencias, acercándolo al teatro de autores contemporáneos. Aportarle al alumno un espacio para reflexionar y comparar los textos de estructuras clásicas
con textos que proponen una ruptura en relación a esas estructuras. Desde la comprensión de los nuevos procedimientos, abrir una perspectiva de renovación de
los puntos de partida analíticos y expresivos.

Actuación VI (C1008)
por Stella Galazzi / jueves de 14 a 17

Resignificación de los textos teatrales clásicos. Las nuevas dramaturgias de los clásicos. El texto dramático disparador de la creatividad del sujeto. Otras disciplinas artísticas como inspiradoras de la expresión. La fragmentación del discurso y la desaparición de la cuarta
pared. Nuevas nociones de personaje. El sentido del sin sentido. Dramaturgia del director y o del actor. Montaje escénico. Transpolación tempo-espacial del texto clásico.

Actuación VII. Conciencia formal en el cuerpo y la voz
del actor (C1009)
por Analía Couceyro / miércoles de 14 a 17

El curso se plantea como un espacio de investigación y entrenamiento para actores y estudiantes avanzados de actuación.
El objetivo es potenciar la conciencia formal del actor como instrumento para proyectar elementos técnicos, emocionales y asociativos. Pensar la repetición de las formas como un colchón cada vez más elástico y no como un corsé cada vez más opresor.

Actuación y Puesta en escena: Teatro y Cine (C1010)
por Gustavo Tarrío / jueves de 19 a 22

El curso propone la experimentación sobre la mirada del espectador, el trabajo del actor en relación a su proximidad y la fotogenia, el análisis del potencial del espacio, la iluminación y la producción personal.
Se trabajará en el diseño de pequeñas piezas en las que el cine y el teatro dialogan, a partir de ejercicios de improvisación y el material de los asistentes. Además de experimentar sobre la actuación trabajaremos sobre textos y circuitos de acciones extraídos de películas y el cruce de géneros/formatos como la comedia, el musical y el documental.

Técnica vocal: el personaje y su voz (C1011)
por Marcelo Katz / viernes de 10.30 a 13.30

El objetivo del curso es que sus asistentes obtengan conocimientos, recursos y habilidades suficientes para la utilización consciente de la propia voz. Se realizará un trabajo acerca de la autopercepción para que los alumnos puedan desarrollar una relación adecuada y creativa en torno a la voz característica de cada personaje.

Clown para principiantes: el placer del juego (C1012)
por Marcelo Katz / viernes de 10.30 a 13.30

El entrenamiento del clown es un excelente medio para el trabajo de cualquier artista y para cualquier persona aunque no tenga ésta experiencia en las artes escénicas. Este entrenamiento permitirá superar el miedo al ridículo y a la exposición, y poder volver a jugar como cuando uno era chico, pero siendo adulto, con todo el recorrido transitado. Tolerar el miedo al vacío y aprender a encontrar en lo inesperado, en el accidente, el mejor material de trabajo. Dejar de imponer lo que el actor quiere que le pase en la escena, y aceptar lo que le pasa. Aprender a tolerar más las propias faltas, y poder jugar con ellas. Ese es el trabajo del clown, que se divierte con lo que le pasa en el escenario, y le regala eso al público.

Escenotecnia e iluminación (C1013)
por Héctor Calmet / sábados de 14 a 17

En la actualidad los elementos del espacio escénico son inseparables del manejo del sistema tecnológico. Este curso intentará una aproximación a estas cuestiones, resaltando la importancia del trabajo conjunto entre el escenógrafo y el director/coreógrafo, así como el rol del escenógrafo e iluminador en el teatro de hoy.

Fotografía de teatro y de danza: ensayo e imagen (C1014)
por Carlos Furman / miércoles de 18 a 21

A través de una indagación acerca del modo de mirar el teatro y la danza en función de la imagen, este curso se centrará en la creación de fotografías que intenten revelar a la vez el carácter de las escenas y la visión propia que cada fotógrafo tenga de las mismas. Además de las clases teóricas, el trabajo comprenderá la asistencia a ensayos de obras de teatro y de danza que se realicen en el Complejo Teatral de Buenos Aires, con el objeto de tomar fotografías en los mismos.

Producción

Producción teatral: El rol del productor en el proceso creativo (C1015)
por Gustavo Schraier / martes de 19 a 22

El presente curso intentará brindar herramientas teórico-prácticas para el desarrollo de una producción inserta en el campo de las artes escénicas. La importancia de una planificación
estratégica y creativa para el montaje de un espectáculo será el eje para un trabajo sobre los distintos sistemas o modelos de producción de acuerdo con las necesidades de cada obra.

Títeres

El cuerpo del titiritero y el actor. El arte marcial aplicado al escenario (C1016)
Por Eleonora Dafcik / jueves de 19 a 22

El objetivo de este curso es ampliar la conciencia corporal, para así acrecentar la expresividad de la interpretación. Se desarrollarán diversas técnicas de estiramiento y fortalecimiento provenientes del Arte Marcial, para ser utilizadas acorde a las distintas posturas de manipulación e interpretación. Además se trataran técnicas básicas de auto armonización y cuidados posturales.

Artes del movimiento

Cuerpo, bioenergética y acto creador (C1018)
por Susana Yasan / miércoles de 10 a 13

Este curso está destinado a toda persona que a través del lenguaje corporal desee crear una relación diferente con su cuerpo, desde el contacto emocional y sensible hasta el desbloqueo de sus tensiones menos conocidas, incursionar en el acto creador.

Curso Extracurricular

Aprender a mirar: cruces entre teatro, cine y literatura (C1019)
por Osvaldo Quiroga / miércoles de 19 a 20.30

Fuente: http://www.complejoteatral.gov.ar/cursos/cursos0.html


Eduardo Arias-Nath, director de Elipsis Con ilusión en el séptimo arte que se cuece en Venezuela

Posted in Personajes del sur by Lola Mendoza on febrero 24, 2010

Aficionado al stop motion cuando era pequeño, de grande se hizo director.


El realizador lo deja claro:

su apellido debe ir escrito completo.

No le interesa hablar sobre la historia

cinematográfica nacional -lo suyo es el presente y el futuro

del cine criollo. Por ahora, los de Elipsis-. Por último: aplaude a cualquiera

que tome una cámara y comience a capturar imágenes, “si se

lo toma en serio”

(Esta entrevista la hice para la Revista Antesala, de Venezuela,  donde fue publicada en algún  mes del año 2006)

Fotografías: Cortesía Eduardo Arias-Nath

Desde pequeño, Arias-Nath sintió atracción por la gran pantalla. Él y sus hermanos tomaban la cámara Súper 8 de su padre y hacían películas en `stop motion’ con los muñequitos de La Guerra de las Galaxias. En 1995, un viaje como mochilero por Europa le animó  a hacer cine profesionalmente. Primero,  Whithe&Black (Adiós a Dios, reseña una nota); luego, Lazarus. Ambos, son cortometrajes.

Elipsis es el nombre del primer largometraje de este director venezolano, abogado egresado de la UCAB quien ha trabajado para cadenas como Nickelodeon o MTV, dos canales mass media muy populares.

El texto de promoción de la película refiere que Arias-Nath empleó “transiciones dóciles”, que coadyuvan a crear un ritmo “lírico” en la película. También, que Elipsis es el primer filme venezolano rodado con cámaras de alta definición: “las mismas que empleara George Lucas para La Guerra de las Galaxias”. Y la primera en ser distribuida en toda América Latina. 20th Century Fox adquirió la película cuando aún estaba en fase de guión. “Un hecho inusual en la industria del cine”, aclara el escrito.

Edgar Ramírez, Seu Jorge, Angélica Aragón, Dimas González, Erich Wildpret, Gaby Espino y Marisa Román (en su debut en el cine) forman parte del elenco de Elipsis. Alberto Arvelo funge como coproductor ejecutivo de Arias-Nath.

El cine en Venezuela según Arias-Nath

Nuestro cine tiene una gran trayectoria. Sería injusto hablar de él sólo a partir de Secuestro Express. Sin embargo, ¿cree que el cine venezolano podría dividirse en un antes y un después de esta película?

–El cine venezolano tiene un bagaje extraordinario… El venezolano había abandonado las esperanzas (y las salas) ya que en los últimos años (salvo algunas excepciones), el cine venezolano había decaído en calidad. Secuestro Express presentó una propuesta muy interesante y de calidad en el lugar y en el momento correcto.

–Beto Arvelo defiende la posibilidad de hacer buen cine con criterios de escasez, ¿cuál es el cine que usted quiere hacer?

–Todo tipo de cine. Lo importante es contar historias… Elipsis cae dentro de la categoría de “buen cine con criterios de escasez”. No es en vano que contraté a Alberto Arvelo para que me ayudase con la producción ejecutiva de la película.

–En una entrevista, usted afirma: “ya verán que algo bueno se está cocinando en Venezuela…” ¿Cree usted que quizás tendremos un Bollywood o una cineccitá a la criolla?

–Creo que hay gente con muchas ganas de mejorar lo que no ha estado funcionando y no tengo duda de que en Venezuela existe el talento para conformar el catálogo que mencionas.

¿Qué le falta y le sobra al cine hecho en nuestro país?

–Le ha faltado formar guionistas, dinero y  experiencia en mercadeo. Le ha sobrado historias de contenido social y talento que lamentablemente no ha sido aprovechado.

The Latin America Film Company, impulsará películas latinoamericanas “que reflejen la conflictividad social propia del tercer mundo”. ¿No es esto lo que ha venido reflejando nuestro cine?

–Una cosa es lo que cuentas y otra es cómo la cuentas. Nuestro reto como cineastas es buscar nuevas formas de contar lo conocido.

Por un lado, una ideología “revolucionaria” que busca exaltar “valores patrios”. Por otro, la marginalidad social como elemento “exportable”. ¿Debemos tener fe en un buen futuro para nuestro cine?

Por supuesto. La fe es lo último que se pierde.

Dante Spinetta, hip hop porteño en El Apagón

Posted in Personajes del sur by Lola Mendoza on febrero 24, 2010

En Parque Lezama, la foto la tomé yo 🙂

(Esta entrevista la hice en el verano de 2008, creo. Se publicó en la revista virtual Ruleta China)

Lola Latina

EL EX ILLYA KURYAKI, Dante Spinetta, ahora es Dante. A secas.

En 2002 lanzó su primer disco como solista, luego de la disolución, dos años antes, de la banda con la que puso a toda Latinoamérica “a mover el coolo”: Elevado, un trabajo cargado de funk latino, hip hop y R&B. Ahora promociona su segunda placa, y se lanza a reencontrar su público latinoamericano.

Producido bajo un sello independiente propio, Moncho Recordz, y grabado “prácticamente en el garage de mi casa”, como él cuenta, el nuevo disco se llama El Apagón, por aquello de que el mundo atraviesa una de sus etapas más dark. Las letras, todas de su autoría, son bombas sociales que dejan claro que los latinos sufrimos las mismas penurias. Y que los argentinos son tan latinoamericanos como cualquiera.

Hip hop con sabor porteño, para el que contó con las colaboraciones de la mexicana Julieta Venegas y de la leyenda del hip hop Tony Touch. Pero no todo es rapeado. Acá, Dante canta y nos deja disfrutar su aterciopelada voz.

El primer single promo fue En la mía, su video ya rotó exitosamente en MTV.

Olvídalo es el segundo corte, y su videoclip ya está en preparación. En esta canción, en la que participa como vocalista invitada la Venegas, Dante tira fuego por la boca, y se atreve a decir muchas de las cosas que se tenía guardaditas sobre la sociedad argentina o latinoamericana. Y sobre su vida personal también: “Algunos guachos siguen cuestionando mi talento, porque mi apellido, porque no lo merezco, una vez más les digo que me la chupen, están los que se la tragan y los que la escupen…”.

Catarsis, liberación. O el reconocimiento de una condición natural: Dante nació en el seno de una familia pródiga en talento musical. Sus abuelos, moros bailaores de flamenco. Su padre, legendaria estrella del rock argentino y latinoamericano: Luis Alberto Spinetta.

Igual, resulta extraño que tenga que defenderse. Además de que su carrera se desligó bien temprano del recorrido del padre, en forma y contenido, cuenta con 17 años en el ruedo artístico. Tenía sólo 14 años de edad cuando grabó su primer álbum, Fabrico Cuero (el primer disco de rap hecho en la Argentina), y 24 cuando los Illya Kuryaki se separaron. Ahora, casado, con dos hijos y con un sello independiente, Dante se reencuentra con Latinoamérica.

¿Cuáles son las distancias más importantes que marca El Apagón en relación con tu anterior producción?

El anterior disco me agarró con una pata todavía en el sonido de antes, de los Illya Kuryaki. Éste, en cambio, me encuentra en un universo distinto: lo grabé prácticamente en el garage de mi casa, bajo un sello independiente que creé, Moncho Recordz, lejos de las grandes compañías que no entendían mi concepto. También me tomó con los pies bien puestos sobre la tierra: casado, con dos hijos, con una familia a la que mantener.

Todas las letras y la música de El Apagón son de Dante. Cuando asegura que el disco lo hizo en el garage de su casa, no exagera.

¿No sentiste temor de encarar una producción totalmente independiente?

Yo creo en trabajar, en el persevera y triunfarás. Fijate que conforme se me hacía difícil colocar el disco, pues también contaba con estas nuevas herramientas de la web como el Myspace o mi página, que convierten en una especie de “boca a boca” el trabajo de promoción de un artista independiente.

Hip hop, funk, soul, ¿por qué ésta atracción por la cultura afroamericana, si naciste en un país con tan pocas raíces negras, al contrario de la mayoría de Latinoamérica?

Yo no nací en el Bronx, sumergido cien por cien en hip hop. Pero es el género que mejor me permite exorcizarme, acomodar el enorme bulto de pensamientos que tengo dentro, en una narrativa más voluminosa. Caso distinto al de una canción de rock, por ejemplo, en la que no entran tantas palabras. Yo crecí con rock, con salsa, con cumbia, con mucha música latinoamericana. Pero elegí la cultura afroamericana, o ella me escogió a mí. Lo primero que me voló la cabeza fue Michael Jackson, por ejemplo. La primera vez que me compré un disco de Stevie Wonder me di cuenta de que me conocía todas las melodías, los arreglos. ¡Claro, lo había escuchado en casa desde los seis años de edad, por lo menos! En la música no podés mentir sobre lo que te gusta. Yo tengo muchas mezclas en mi familia. Mis abuelos, por ejemplo, eran moros, unos gitanos que bailaban flamenco. Pero yo me quedé con lo afro. Las calaveras que ves en mis toques, sobre el escenario, representan el espíritu tribal. El hip hop es un movimiento fuerte que está creciendo en los barrios marginados de Buenos Aires. Illya Kuriaky comenzó más como una banda de rap con rock mezclado, y luego nos metimos más con el funk, con el soul. Yo no tengo limitaciones a la hora de hacer música. Y siempre escuché de todo. Admiro a mucha gente. Oscar D’León es genial. No puedo creer cómo canta, cómo toca el bajo. Y el año pasado, por fin, se ganó un Grammy. Casi pasa a la historia como uno de los músicos latinoamericanos más nominados a los premios sin recibir alguno…Deberían darle el de reconocimiento por toda una vida dedicada a la música. Se lo merece.

Las letras de El Apagón tienen una fuerte carga social. ¿Se parece tanto Argentina a cualquier país de Latinoamérica?

Argentina está destruída. Si vos salís de Capital Federal, te das cuenta de que existe violencia, villas miseria, pobreza. A un ala del Gobierno le conviene mantener a la gente ignorante. ¿Sabés que causa dolor? Cuando ves a un nene de diez años con la mirada de un hombre de treinta. Entonces dices: “Qué carajo está pasando acá”. Y eso pasa en toda Latinoamérica: necesitan a los pobres para obtener votos. Lo que narro en mis letras es real. Por ejemplo, en Presidentes Muertos me refiero a lo que pasó con el corralito, que paradójicamente ya había pasado en los ochenta. En fin, lo que quiero decir ahí es que: todo bien, pero si nos vuelven a joder, salimos a romper todo. El Apagón es una especie de luz para este momento de la humanidad que es tan dark. Yo estoy leyendo mucho sobre física cuántica, y me doy cuenta de que todo es mucho más sencillo de lo que creemos.

¿Y qué tal te va el reggaeton?

A mí me gusta mucho el reggaeton, pero yo no soy un artista reggaeton. No me queda. Yo creo que más que un fenómeno pasajero, va a quedar como parte del hip hop latinoamericano. A mí me gusta Tego Calderón, Calle 13, Voltio.

¿Quisieras recuperar tu público de Latinoamérica?

Fue muy duro interrumpir, no mantener el contacto que teníamos Illya Kuryaki con el público de Latinoamérica. Venezuela, Colombia, México eran países que nos trataban muy bien, y que me recuerdan, hay fans de allá que me dejan mensajes en el myspace… Quiero recuperar el contacto con la gente en Latinoamérica. Vamos a comenzar con una pequeña gira por México: Un DJ, una bailarina, otro MC y yo.

¿Por qué, luego de 17 años en el ruedo artístico, quisiste aclarar en una de tus letras que lo tuyo va más allá de tu apellido?

Es parte de quién soy. Y dije algo sobre lo que quizás otros no se animan a hablar. Quizá para que en las entrevistas no pregunten más: ¿Es difícil llevar tu apellido?, o cosas por el estilo. En algunos lugares, incluso soy más famoso que mi papá. Pero lo que quería dejar claro es que hace rato que no me molesta ser hijo de quién soy, ni llevar el apellido que llevo.

www.myspace.com/eldantehiphop

www.eldante.net

Fito Páez: “No es Almodóvar, sino Copi”

Posted in Personajes del sur by Lola Mendoza on febrero 24, 2010

No quería más fotos! 🙂

(Esta entrevista la hice un día de la primavera 2008, creo)

Lola Latina

Buenos Aires. La mayor parte de la crítica de cine en Argentina, da por sentado que en la segunda película de Fito Páez, ¿De quién es el portaligas?, está explícito el intertexto de la estética del cineasta manchego Pedro Almodóvar.

Una comedia, con elementos melodramáticos y del absurdo, en la que la acción se concentra en tres amigas que deben salvar situaciones inverosímiles (como traficar un corazón para salvar a una de ellas, que sobrevive con un freno de motocicleta clavado en el suyo), con un final feliz que deja claro que la amistad que las une es más fuerte que el amor, el desamor, la traición o el desliz por algún hombre. Que incluye relaciones afectivas disfuncionales que sirven de pretexto para mostrar los distintos estadios de la dimensión femenina que ocupa cada una, y que, además, transcurre en una muy kitsch década de los ochenta, puede inducir a pensar inmediatamente en el universo almodovariano, del que Páez ha dejado claro que es admirador.

Y, si se suman: un ritmo, que aunque al final decae, se mantiene trepidante en buena parte de la película, excelentes direcciones de arte y fotografía de estilo realista, y una banda sonora nostálgica muy pop, ya la relación pareciera superar lo obvio.

Además, un “actor de Almodóvar” también está presente. Darío Grandinette, el Marco de Hable con Ella, encarna un delicioso capo de una banda de malandros.

Hasta varias travesuras se cuelan.

Por ejemplo, su ex mujer -Fabiana Cantillo, reconocida estrella de rock argentina- aparece como una fugaz sicoterapeuta [su actual pareja, Romina Ricci, es parte del trío protagónico], y él también se deja ver, vestido de mujer.

Aunque se trata de una película muy divertida, que remite a una época de raros peinados y emergente rock (en una escena, dos de las protagonistas cantan a viva voz “Persiana Americana”, de Soda Stereo), con excelentes actuaciones, desde su estreno, el miércoles 19 de septiembre, muchos medios argentinos se han enfocado principalmente en la relación directa de la cinta con la otrora incipiente filmografía del director español.

Y Rodolfo no la había desmentido. Hasta ahora.

El segundo fin de semana en cartelera, Páez se acercó, sin previo aviso, a una de las salas porteñas en la que se exhibe.

Con una vestimenta informal, jeans y chaqueta roja, el director se encontró con los sorprendidos asistentes -que no superaban la cuarta parte de la sala- a la salida de una de las dos funciones de su filme.

Entre autógrafos y fotografías de sus fans, el artista me permitió hacerle un par de preguntas.

– ¿Puede tomarse su película como un homenaje a Almodóvar, sin ningún pudor?

Sin mostrar un dejo de incomodidad, como quien ya esperaba la ocasión precisa, Fito responde sereno.

“En realidad, eso es relativo. Pedro Almodóvar es un tipo al que admiro mucho, por supuesto, pero no le rindo homenaje. Yo creo que lo que sucede es que la mayor parte del público que va a ver la película no conoce a un tipo, que es Copi (Raúl Damonte Botana). Él es el padre de Almodóvar. Y de ahí es que está arrancada mi peli. De Copi. Ustedes  (por los periodistas) deberían meterse con eso. Por ahí es que va el asunto”.

Ya el director dejó claro que la anécdota del portaligas en la cinta, es una abstracción de una situación conocida entre amigos cercanos de su entorno personal. Y precisamente, un desfile de varios de ellos, todos famosos, fue el que pasó por los sets de filmación, bien para hacer de actores secundarios, o para asumir papeles cortos. Incluso como extras.  Además de Cantillo y Grandinetti, Roberto Fontanarrosa (que falleció recientemente), Verónica Llinás y Pablo Granados, forman parte de la ficha artística.

¿Fue difícil trabajar con gente amiga?

“No, para nada. Todos son colegas. Son amigos que uno quiere. No importa que sean conocidos. Es gente concentrada en su trabajo. Me facilitaron todo, nunca me dieron guerra”.

Con Vidas Privadas, primer filme de Páez, la crítica fue muy severa. Ahora lo es menos, pero tampoco le sonríe con ganas. En cambio, el público sí está dando, en foros, diarios y sites especializados, un fuerte espaldarazo al director.

– Hasta ahora, ¿cómo crees que ha sido la respuesta del público argentino con tu película?

“Muy buena. Es un escenario difícil, igual. Estamos peleando contra los gringos, cosa que es un disparate, con muy poco dinero. Pero está todo muy bien. Está siendo todo muy cálido”.

– ¿Es más difícil llegar al público a través del cine, que de la música?

“No… bueno, no lo sé. No lo sé. Uno hace lo que salga. Y esto lo he disfrutado, que es lo más importante”.

El mundo de Copi

Raúl Natalio Damonte Taborda, artista a quien Fito Páez considera como “padre (por intertexto) de Almodóvar”, nació en Buenos Aires en 1939. El apodo Copi es invención de su abuela materna. Junto a su familia, ligada al mundo intelectual y periodístico porteño, debió emigrar a París, una vez ocurrida la ascensión de Juan Domingo Perón al poder. Fue conocido por su obra como dramaturgo, novelista, actor y sus tiras cómicas, era dibujante. En sus creaciones artísticas trataba, con humor negro, el tema de la homosexualidad, el travestismo, la incomunicación, y satirizaba el poder y la intelectualidad.  La mayor parte de su trabajo lo realizó en París, y muchos de sus textos no se han traducido al castellano. Publicó su última novela, La Internacional Argentina, en 1988, con la que ganó el Premio de la Ville de Paris al mejor autor dramático. Ese mismo año murió de Sida.

¿De quién es el portaligas?

Dirección: Fito Páez

Intérpretes: Romina Ricci, Julieta Cardinali, Leonora Balcarce, FENA della Maggiore, Cristina Banegas, Lito Cruz, Roberto Fontanarrosa, Gonzalo Aloras, Darío Grandinetti, Carlos Resta, Horacio Fontova, Martín Pavlovsky, Fabiana Cantillo, Duillo Marzo, Vivi Tellas, Alan Pauls, Luis María Fittipaldi.

Vladimir Sersa: El fotógrafo de la Venezuela desolada

Posted in Personajes del sur by Lola Mendoza on febrero 23, 2010
Serie Por aquella desolada patria. Plata en gelatina. 30 x 40 cm. Colección del artista

(Esta entrevista la hice para la Revista Antesala, de Venezuela,  donde fue publicada en algún  mes del año 2006)

Cámara en mano, registra

la memoria sin memoria

de Venezuela desde

hace más de treinta años

La timidez de Vladimir Sersa se refleja en sus maneras, en la mirada ingenua de sus ojos claros. Humildad y sensibilidad quizás sean las palabras que mejor lo definan. Nadie podría imaginar que esta figura de 1.87 mts. de altura esconde una singular debilidad, que advierte enseguida: – “No me gustan esos aparatos”(la grabadora). “Prefiero el trabajo desde atrás”. Se refiere a su vida detrás de una cámara de fotografía.

Al traspasar las puertas de su casa se calma un poco: estamos en su terreno. Un cúmulo de fotografías me espera, ordenado, sobre la mesa del comedor.

Sersa nació en 1946 en Trieste, Italia, es hijo de padre italiano y madre eslovena. Luego de la depresión europea inmediata a la segunda guerra mundial, la familia de Vladimir llegó a Venezuela. Él contaba con nueve años. Su contacto con la fotografía comenzó por casualidad: con una pequeña cámara que, de niño, encontró en casa. Ya joven, en la década de los setenta, prefirió la cámara a los estudios de química en la universidad.

Entonces entró a un trabajo colectivo con un grupo de colegas fotógrafos y comenzó a viajar por el país.

Comenzamos a mirar las fotografías. La mayoría han sido exhibidas por el artista en  ciudades como La Habana, Llubiana (Slovenia), Nueva York, México DF, Québec o Montreal, Milano, Caracas, Mérida o Maracay.

En ellas, casi todas en blanco y negro, aparece una constante: la desolación, que dio título a una de sus series más importantes: Por aquella desolada patria, fruto de un recorrido que le llevó, durante varios años, por el interior de Venezuela y en el que fue descubriendo las formas que adopta la desolación en este país: el abandono y la falta de memoria.

Sersa no siente aversión frente al auge de la tecnología digital. – Los conocimientos siempre son importantes respecto a lo que vayas a hacer, sea en formato digital o con película, con negativo… y la concepción visual de lo que vayas a tomar. Yo sigo trabajando con mi cámara tradicional, pero quiero comprarme una cámara digital, dice.

– ¿Has abordado distintos campos con la fotografía?

– Sí, he hecho fotografía corporativa, publicitaria.

El punto fuerte del trabajo de Sersa es la fotografía artística y de personalidades.

Vladimir ya ha dejado de mirar la grabadora, y sus fotografías comienzan a esparcirse por la mesa. Él está relajado.

Las imágenes de Sersa cuentan historias en sí propias, son documentales. – Pero no hago fotoperiodismo, aclara.

– ¿Tú crees que Venezuela es triste?

– Es triste y es alegre, lo que pasa es que me gusta recalcar cosas que pienso deberían cambiar…

– ¿Como cuáles?

– La desolación, el abandono… como estas casas.

El fotógrafo no quiere hablar. Se hizo a la vida pegado a una cámara. Las palabras no, para eso sus fotos. Vladimir señala una serie de fotografías cuyos protagonistas son fachadas de casas que se yerguen en un contraste asombroso: joyas de arquitectura colonial o modernista, víctimas del más profundo abandono o deterioro. O maravillas de la construcción artesanal (hechas con adobe o paja) que lucen dentro de un descampado recóndito en alguna población, desconocida para muchos, del interior de Venezuela.

Sentarse a mirar el trabajo de Sersa puede embrujar a cualquiera. Ya las fotografías son un desorden en la mesa, con la temida grabadora perdida en medio de ellas.

-¿Cuáles son tus planes inmediatos?

– Una exposición para mediados o finales de año.

El tiempo ha transcurrido sin hacerse notar. Ahora a Vladimir no le importa. Incluso, quiere que continuemos conversando. Hago el ademán de levantarme y, nervioso, me confiesa que no quiere despedirse aún. Sin duda, no se parece ya al esquivo artista del principio. Así que me ofrece un café, pero no hay más tiempo. Es seguro: nos veremos de nuevo. Quizás en esa exposición.


Rolando Padilla: la sensualidad de un artista integral

Posted in Personajes del sur by Lola Mendoza on febrero 23, 2010

Sabe que se enfrenta a la estigmatización de la figura del “actor que canta” en nuestro país, pero confía en los 28 años de su oficio como músico. Este año lanzará su primera producción, en la que habrá fusión latina, con cha cha chá como ritmo base y unas pinceladas de funk

(Esta entrevista la hice para la Revista Antesala, de Venezuela,  donde fue publicada en algún  mes del año 2006)

Rolando es un hombre encantador y lleno de sorpresas. Muy amable en nuestro acuerdo telefónico, acordamos encontrarnos en un tranquilo café de Altamira. No me reconoce al llegar. Le hago una señal con la mano y se acerca a mi mesa. Comienza una rica conversación que no se interrumpe con las miradas insidiosas de algunos comensales a nuestro alrededor.

Desde pequeño, Rolando se acostumbró a la vida pública. Antes de ser conocido como actor, era cantante.

Sus comienzos como músico fueron variopintos: a los 14 años tenía un grupo de gaitas; luego, una banda de rock; más tarde, formó un grupo de versiones; y trabajó durante seis años con Andy Durán.

A la par de la música, un taller de confección y sus estudios de Derecho; este joven inquieto ingresó al Taller del Actor, con el desaparecido maestro Enrique Porte. Enseguida, su primera oferta: una telenovela para Marte TV.

Su decisión de abandonar el derecho por la música y la televisión no desagradó en casa. Su padre, abogado, le apoyó en su determinación, y contaba con la versatilidad de una familia artística. Su abuelo materno es un reconocido pintor paisajista larense: José Requena; su abuela es escultora. El resto de la familia divide su vida entre sus profesiones formales y el arte: música, pintura, escultura. Dos de sus tíos son fundadores del Orfeón Universitario.

Quizás sea este ambiente familiar de apoyo y libertad lo que le haga tener criterios firmes.

¿Qué significa para ti como artista el trabajo en televisión?

Arena Movediza. Por lo inesperado, por lo inestable.

¿En cine?

Es la búsqueda. Ahí sí nos podemos hurgar. Tomarnos el tiempo para descubrirnos como actores.

¿El teatro?

El piso de todo lo anterior.

¿La música?

El opio.

¿Has sido hombre de pocas o muchas mujeres?

Muchas. He tenido siempre mucha suerte con las mujeres. Las he tenido de todo tipo y he aprendido a conocerlas; no del todo, pero bastante bien. Perdí la virginidad a los trece años con una mujer de dieciocho.

Este torrente de sensualidad nunca deja de mirarme a los ojos. Sin titubear me contesta qué es lo que menos le excita de una mujer: “Unos pies feos”. Agrega: “Si hay algo erótico para mí es un empeine… y la clavícula”.

Mientras mis dedos comienzan inconscientemente a tocar mi clavícula, pienso en cómo un hombre tan preciso se enfrenta al medio televisivo.

¿Qué le cambiarías al mundo de la televisión?

La falta de osadía, de oportunidad a plumas más atrevidas.

¿Por qué crees que no ha pasado?

Por temor.

¿Y a qué le teme Rolando Padilla?

A que me falten más años para vivir en esta vida terrenal lo que me gustaría vivir. Yo quiero, a mis cincuenta años, mi estabilidad emocional; un carro de carreras, y competir en un autódromo.

RECUADRO

Este año, Rolando Padilla rodará una película en México, trabajo que engrosará su carrera en cine, en la que se cuentan títulos como: Tosca; Antes de morir; La Pluma del Arcángel. Cree que la belleza es el prólogo; una mujer bella es la que le activa los cinco sentidos; el amor, una utopía; y no sabe si ha amado realmente porque no concibe que una relación se termine: “si he dejado de amar, a lo mejor no he amado”. Es intolerante ante la traición. Su autor favorito es Edgar Allan Poe; su peor defecto es la terquedad; y su género musical es el tango porque es tragedia, es vida.

Maurimix, de Los Amigos Invisibles Rigor, humildad y mucho sabor latino: “Esto es lo que hay”

Posted in Personajes del sur by Lola Mendoza on febrero 23, 2010

Radicado en Nueva York,

cuando el trabajo se lo permite,

junto a Los Amigos Invisibles

recorre el mundo, siempre fiel

a su visión de la música y a su

toque personal de desparpajo, que le han permitido

mantenerse “con los pies sobre la tierra”. Lo

suficiente como para no creer

en divismos ni falsos estrellatos.

Y ama la salsa

(Esta entrevista la hice para la Revista Antesala, de Venezuela,  donde fue publicada en algún  mes del año 2006)

A Mauri, como lo llaman sus amigos -invisibles o no- no le gustan las entrevistas. Pero, hacer ésta, en medio del furor del mundial de fútbol que sacude al local en el que nos encontramos, confiere al momento un toque bastante fresco, que nos convierte en personas ajenas a formalidades y que se une a un inconveniente transformado en licencia: el grabador de MP3 de esta servidora, soporte para la tertulia, parece no querer funcionar, lo que provoca que Mauri se aboque a ayudar, preocupado incluso, y olvide que será entrevistado. – “Alocha…probando, probando, uno, dos, tres…”, dice Mauricio. –“¡Ya está, gracias!”, le digo, luego de comprobar, junto al entrevistado, que el aparatito está grabando. Listo, el hielo se rompió.

-¿Cómo llegaste al mundo de la música?

-Toda la vida, desde que tengo uso de razón, mi familia está escuchando música…todos son músicos de oído. Todos cantan, tocan algún instrumento.

-¿Y a los Amigos Invisibles?

-Yo tocaba con Armando, el tecladista. En el colegio teníamos una banda de salsa. Por medio de un amigo, llamaron a Armando para ver si quería tocar con los Amigos Invisibles… en el año 91.

Entonces Armando se encargó de proponerte…

-Sí, escuché al grupo, me gustó y comencé.

Pero tú eras salsero y el grupo era bastante funk en sus inicios…

-Soy, me encanta la salsa. Ellos querían la parte latina y a mí me pareció que encajaba.

-Si miras hacia atrás, ¿cuál crees que fue el momento en el que Los Amigos Invisibles despegaron con fuerza?

-Bueno, todos teníamos trabajo. En el momento en el que ya tuvimos que decidir dejarlos. La música se convirtió en nuestros trabajos.

¿A qué se  debe que varios éxitos de Los Amigos tienen la marca de Maurimix?

-Yo creo que a diferencia del resto de Los Amigos, quienes son más musicales, me refiero a los conocimientos…Por ejemplo, Julio (Briceño) es una enciclopedia de todo lo que se refiere al funk, al disco, a los movimientos nuevos. Igual que José Luis (Pardo), que tiene cualquier cantidad de discos…creo que el conocimiento de ellos se va más hacia lo alternativo, yo soy mucho más pop, quizás más comercial. A lo mejor eso es lo que hace que las letras sean más “pegajosas”, más fáciles de escuchar. Yo creo que uno de los éxitos de las canciones de Los Amigos es que muchas de sus letras contienen frases “de por ahí”, detalles. Yo tampoco tengo una fórmula, simplemente pongo lo que me gusta.

-¿Que los movió a mudarse a Nueva York?

-Estábamos en un momento en el que queríamos continuar y crecer un poco más. Debíamos dar un paso más grande. Sentíamos que habíamos llegado al tope al que llegan muchas bandas locales.

Y esa adaptación, ¿fue difícil?

-Sobretodo el primer, segundo y tercer año. Pero ves a Venezuela viviendo tan duro… tan peligroso. Sobretodo caracas. Me pasa que vengo para acá y veo esto tan mal que pienso: “bueno, donde estoy tampoco está tan mal”.

-¿En Nueva York no hay “burrundanga”?

-Todavía no hay burrundanga (Pausa. Reflexivo.) pero tumbaron las torres.

La de Los Amigos Invisibles no ha sido una historia fácil. Ha sido, y es,  una batalla signada por la constancia y el esfuerzo. Quizás, y por su presencia en el imaginario colectivo nacional, causa asombro ver su postura totalmente ajena a la imagen del típico Rockstar.

¿A alguno se le ha subido los humos?

Es que nosotros somos sólo seis panas. Es lo que la gente ve. Nosotros no somos ni estrellas ni nada. A nosotros todo el mundo se nos acerca con respeto y siempre con algo positivo.

-Tu esposa (Karen Soto) te ha acompañado a algunas giras, ¿qué tal su experiencia?

-A los tres días está muerta y dice: “Yo no quiero ir más nunca…no te acompaño más”. Pero al tiempo me acompaña. Es muy duro, Es viajar, llegar, entrevistas, sonido…

¿Y cómo hacen para no desgastarse físicamente?, porque, además sus conciertos son  intensos

-(Risas) Yo creo que nos estamos desgastando (más risas). Teníamos 19 años cuando comenzábamos y ya tenemos todos 32, 33…

-¿Para cuándo el nuevo disco?

-Estamos haciendo los demos. Quizás para finales de año…como para el año que viene estaremos grabando.

¿Y la nueva compilación de Gozadera Récords?

-Ahora va a salir Dance Venezuela. Está lista.

Contabas que estás escuchando salsa erótica

-Sí. Yo escucho de todo. Para mí no hay música mala, sino música que no te gusta. A mí me encanta la salsa. De hecho aborrecía la salsa erótica y hace poco alguien me regaló una compilación. Y la vaina es buenísima.

¿Y no te parece chaborra?

-Claro. Por eso me gusta. Son tan chaborras que tú dices: “No puede ser”. Y dicen que está muerta. Pero yo estoy pensando en rescatarla (Risas).

RECUADRO

Para Mauri la muerte es lo que sigue a la vida, y la belleza es relativa. Ama a todas las mujeres. No soporta las entrevistas. Se sabe “piqui-piqui” y así lo explica: “Una vez nos tocó quedarnos en Uchire (risas). ¡En el hotel de la bomba de Uchire! ¡Arriba, hay un hotel! Yo dormí vestido y con medias en las manos. Te lo juro”. Sufre por los animales abandonados. Admira a Héctor Lavoe. Disfrutó leyendo El Perfume, y le gustaría estar en una isla sólo con su esposa, “a menos que no lo publiques

Daniela Alvarado: “El poder consume a la gente”

Posted in Personajes del sur by Lola Mendoza on febrero 23, 2010

En Venezuela, los actores de

telenovelas  también generan el “fenómeno

Beatle”

(Esta entrevista la hice para la Revista Antesala, de Venezuela,  donde fue publicada en algún  mes del año 2006)

Hoy se graba un nuevo capítulo de Se busca príncipe azul, telenovela de Venevisión. Daniela Alvarado, María Corina, tiene grabación en exteriores. Será una larga y calurosa mañana, pero la actriz pide un receso al director para entrar a su carro y atender la entrevista.

Daniela, con el maquillaje aún fresco, pide el primero de los cigarrillos que fumará a lo largo de la conversación a Ana, quien ha sido su guardiana –y ahora asistente- desde que tenía ocho años.

¿Danielita o Daniela?

Daniela. Me molestan los diminutivos.

¿Qué has sacrificado de tu vida para y por la televisión?

El tiempo, pero también hubiese podido hacer otra cosa que muchas veces no me permitiese dormir…digamos que yo crecí sabiendo cómo era esto de trabajar en televisión.

¿Se entera Daniela Alvarado acerca de lo que ocurre en el mundo?

No me digas eso (suspiro). No tengo tiempo para leer los periódicos, muy pocas veces veo los noticieros, a menos que algo me llame la atención. Pero trato en lo posible de desconectarme de esa realidad que no me gusta. No me gusta abrir el periódico y leer: “65 muertos el fin de semana”. No. Yo soy muy poquita para esas cosas.

Los personajes, ¿piensan y viven a través de la actriz o Daniela se convierte en cada uno de ellos?

A través de la actriz. En mi caso, no me gusta eso de “quedarse pegado”. Dijeron “negro” y ya. Si no, llegaría a mi casa deprimida, sintiéndome mal. Todo es “a través de”, no se trata de convertirme en otra persona. Ya me habría vuelto loca. Eso sí, yo investigo: si mi personaje ha estado enferma, yo pregunto a médicos y sé qué tipo de medicamentos podría tomar. Yo vi a Emma (Rabbe) en trabajo de parto con mi hermano, el más pequeño, Diego José. Para mí fue asombroso ver la actitud de ella. Yo decía: “¡Dios mío, ese dolor debe ser tan fuerte…!”, y de ahí tomé una que otra cosa para mi personaje de Juana La virgen. Siempre averiguo y, sobretodo, pregunto mucho.

¿Cómo enfrentas la construcción de cada nuevo personaje?

Eso es terrible: me pongo nerviosa. No me gustan las lecturas de mesa, no puedo leer con intención sobre lo que no conozco. Igual que me molesta repetir una escena 65 veces. A la número 64, ya estás reventada. Me choca. Ya no lo siento igual, no me emociona de la misma manera. Además, eso de “memoria emotiva” y otras técnicas, no…

En La insoportable levedad del ser, Milan Kundera asevera que las acciones humanas pierden relevancia o peso con el paso del tiempo. ¿Existe un  evento personal o ajeno que nunca olvidarías?

Personal, ninguno. Ahora, las guerras…es una bola de nieve y no va a parar nunca. Yo siempre digo: “Dios mío, mándame lo que tú quieras, pero nunca me des poder sobre nadie”. El poder consume a la gente. Hasta el ser humano más increíble se consume.

¿Actriz por oficio o por preparación?

Yo creo que un poco de las dos. Por training y por preparación. A mí me gusta leer, no me gusta llegar con las manos vacías, sin una propuesta.

¿Qué le aconsejarías a alguien que quiera trabajar como actor o actriz en televisión?

Que estudie mucho. Y que se haga de una carrera independiente a la de la actuación, porque lamentablemente este trabajo es “pan para hoy y hambre para mañana”. Hoy eres alguien y dentro de dos meses la novela no está al aire y nadie te reconoce.

¿Te molesta que no te reconozcan?

No, me da risa.

¿Eres famosa?

No sé. La fama es relativa. No es tuyo, es una posición donde te pone la gente, y es la gente quien te quita.

¿Seguirás en Venezuela o quieres trabajar afuera?

En Venezuela hay un ciclo para mí que debe cerrarse. Yo no quiero tener 35 y ser la tía de alguien. No, no lo acepto.

¿Proyectos cinematográficos?, ¿qué te gusta del cine?

Puedes preparar y estudiar más el personaje. Es la magia del cine. No es como la televisión, donde todo “es para ya”. El año que viene estoy dentro del elenco de dos películas venezolanas: una, dirigida por Olegario Barrera; y otra, por Carlos Malavé. Estoy muy emocionada.

¿Qué le cambiarías a la televisión?

(Risas) Imagínate. Los sueldos, la calidad del trabajo, más dedicación al trabajo con los actores. Sería feliz sentándome un día con los ejecutivos de dramáticos en una gran mesa.

¿Hay tiempo para el amor?, ¿tienes pareja?

Sí hay tiempo. No, no tengo pareja. Si tuviera tendría que ser alguien que trabajara tanto como yo. No puedo estar con alguien que no tenga que hacer nada con su vida o con su intelecto.

¿Las actrices de televisión tienen que ser delgadas?, ¿quién lo decide, los ejecutivos?

Sí, la mayoría de las veces los ejecutivos. Yo sufro del azúcar. Hace poco me vi en una telenovela con los cachetes gordos. Al día siguiente comencé una dieta y me deshinché en una semana…puede convertirse en una enfermedad: verse en el espejo y decirse: “mira esa celulitis”…nos han creado algo tan terrible hacia nosotras mismas…es con las mujeres en general, pero lo de las actrices…lo veo en mis compañeras, mujeres que pesan cincuenta kilos y dicen: “mira el rollo que tengo aquí”. No, lo que tienen es la piel pegada del hueso.

RECUADRO

Daniela conoce la miel y la hiel de la fama. Ser un personaje público no es un asunto nuevo. Con sólo tres años, Macu, la mujer del policía, fue la película en la que dio sus pininos, de la mano de su padre. Ahora, es una joven mujer que sabe lo que quiere. Hay cuatro conceptos que tiene muy claros en su vida: sus padres son sus pilares fundamentales; no se imagina haciendo telenovelas para siempre en Venezuela -conoce el destino de cualquier actriz criolla luego de los 35 años: convertirse inexorablemente en la tía de alguna debutante de turno-; no revela su mayor deseo porque quiere que se cumpla; y no tiene dudas, no hay público más difícil y fiel que el maracucho. Si a su asistente le preguntan cuál es el mayor deseo que tiene para Daniela, no duda en contestar: “Hollywood”.